El Museo y la UNTDF trabajan en conjunto sobre archivos audiovisuales

A través del mito del Hain, una historia de esfuerzo y amor
28 agosto, 2019

El Museo del Fin del Mundo se encuentra participando, a través de su área de Conservación, de un Proyecto de Investigación y de Extensión del Instituto de Cultura, Sociedad y Estado (ICSE) de la UNTDF con el fin de trabajar en la Alfabetización de archivos audiovisuales, con una construcción hacia la conservación analógica y la preservación digital.

El objetivo es la reconversión de varios de estos documentos en soportes digitales, comenzando con los fondos propios del Museo. “Si bien nuestra institución tiene un fuerte plan de conservación de sus fuentes documentales originales, la tarea de digitalización había sido postergada”, comentó Mariam Pousa, Jefa de Conservación. Con este trabajo colaborativo se busca facilitar a la comunidad el acceso al material en el futuro y contribuir a la producción de investigaciones, contenidos audiovisuales y difusión y educación de las nuevas generaciones.

Además Pousa destacó: “El trabajo en marcha se trata de acciones de identificación, preservación y valorización de los archivos audiovisuales que comenzarán con nuestro fondos, se extenderán a otros archivos del territorio, para que a través de mecanismos de alfabetización digital, los mismos cuenten con una utilización educativa, de exhibición museística, de investigación y artística”. También hizo hincapié en la necesidad de promoción de redes de integración y resguardo partrimonial.

De este proyecto participan, asimismo, los alumnos de la Licenciatura en Medios Audiovisuales de la Universidad que articulan acciones aprendiendo en temas de conservación, recuperación y digitalización de archivos audiovisuales, catalogación, valorización y difusión del patrimonio cultural en un marco de estudio de la historia reciente.

Prontamente, se sumarán al trabajo los alumnos de las orientaciones de Producción Audiovisual de nivel medio del Colegio E. Sábato de Ushuaia y del Polivalente de Arte de Río Grande, que serán recibidos en el Museo durante el mes de octubre. La idea es generar una aproximación a los documentos audiovisuales de archivo como formas de expresión, pensamientos, la cultura de una época, de un grupo, de una corriente, el testimonio de aquello que pasó como parte fundamental del acervo provincial.